Entradas

Bisiestos

Hace poco leí que si no existieran los bisiestos en nuestro calendario hoy, en la fecha en que escribo esto, estaríamos en julio de 2021. Es decir el calendario tendría una desviación de prácticamente un año y medio respecto al verdadero año solar. 
A Julio César en 46 a.E.C. (a.c.) se le ocurrió la idea (me imagino que a sus astrónomos en realidad) de colocar días bisiestos.  El problema fue que el calendario juliano no era exacto: tenía un desfase de unos 11 minutos y 15 segundos respecto al año solar.   En un año esto no es nada, pero para 1582 esta diferencia llevaba acumulados 10 días de desfase.   Por ello, el papa Gregorio XIII instauró el calendario gregoriano, utilizado ampliamente en buena parte del mundo, y estableció que el 5 de octubre de aquel año (1582) pasaría a ser automáticamente el día 15 de octubre, transformándose así en el año más corto de la historia y así se corrigió el desfase.  Se estipuló que no todos los años divisibles por 4 serían bisiestos, sino que aquel…

Los "fails" de la memoria

Alguna vez he comentado que por años escribí un diario de vida. Hace tiempo dejé de hacerlo.  Sin embargo, cada tanto me sumerjo en las páginas de mis escritos y recuerdo anécdotas de juventud. 
Lo que me sorprende, no obstante, es que varias cosas que escribí no son como las recuerdo, no porque quisiera plasmarlas de una forma distorsionada, sino porque la memoria, querámoslo o no, nos juega malas pasadas.  ¿No le ha ocurrido, por ejemplo, que al volver a ver un lugar después de algunos años le parece más pequeño o más grande que como lo recordaba? Incluso a veces nuestra memoria carga con falsos recuerdos de cosas que en realidad nunca ocurrieron.
Todo esto nace con un escrito hecho unos días después del terremoto del 27 de febrero de 2010 en Chile.  Mi memoria dice que prácticamente no sentí temor, y que afronté el hecho con valor.  No obstante, el Ricardo del 2010 dice lo contrario: que esa noche fue lo más cercano al miedo que alguna vez he sentido.  Y recabando información creo qu…

Tenis

2004. En Atenas, Grecia, se producía una gesta deportiva no menos emotiva. Por primera vez alguien procedente de esta parte del mundo (Chile) obtenía la presea dorada en juegos olímpicos.  El tenis fue el protagonista.  Desconozco cuanta repercusión tuvo a nivel internacional, pero acá fue fiesta nacional.  Gente celebrando en el centro, multitudes esperando la llegada de los deportistas y acompañándolos en su transito desde el aeropuerto hasta el palacio de gobierno. 
A miles de kilómetros de Atenas, dos jóvenes, que por aquél año cursaban tercero medio, absolutamente engrupidos con el éxito deportivo se inscriben en un campeonato de tenis interescolar.  Un desafío interesante salvo por un detalle no menor: ninguno había jugado tenis antes. 
Sí. Ahí estaba metido, con más entusiasmo que talento, en la selección de tenis de mi liceo.  El equipo además de mi compañero Pablo lo completaban 2 personas más: un compadre de apellido Liberona y otro que no recuerdo. A ellos les teníamos toda l…

Internet

Mi primera noción sobre internet fue al comienzo de la década del 2000.  Estoy casi seguro de que fue ese año en que, junto a mi hermano, nos conectamos vía telefónica a la red. ¿Alguien recuerda el sonido característico de esa conexión? Ahora es todo más automático.  Creo que ingresamos a la página de una radio (Rock & Pop probablemente), creamos un e-mail y buscamos información para una tarea. Eso fue todo.

Sin embargo, después mi relación con internet y la redes sociales fue más bien tardía.   En 2004 era común que en el colegio algún compañero me pidiera que le diera mi MSN.  Y yo no tenía ni idea de lo que era eso, estaba fuera de onda.  Claro,  Messenger la rompía en aquel entonces, el cual, dicho sea de paso, no tiene nada que ver con el messenger de facebook que existe ahora. Me di cuenta de que era hora de hacerme de un correo, lo cual conseguí no sin ayuda. Y asi pude estar conectado con mis pares. Fue entretenido.

Por aquellos días, había otro fenómeno que la llevaba: F…